síntomas depresión

Según las estadísticas, en los últimos años hemos podido ver cómo se han incrementado los casos de depresión. La mayoría de los motivos están relacionados con el agravio de la crisis económica y con todo el estrés que ha generado.

¿Sabías que hay algunas personas que tienen depresión y que ni tan siquiera lo saben? No son felices por algún motivo pero ni se han planteado que pudieran tener depresión ni que deberían buscar ayuda.

Por si acaso estás en esta situación queremos explicarte cuáles son los principales síntomas de la depresión.

Los síntomas de la depresión más característicos

? Humor depresivo o ánimo anómalo

En general cualquier tipo de comportamiento depresivo que no sea habitual en el paciente y que se mantiene constante a lo largo de todo el mundo. En algunas ocasiones, pueden existir algunas leves mejoras en algunos momentos pero luego pueden existir recaídas que les llevarán al punto inicial o hasta a uno peor.

? Pérdida de interés por ciertas actividades

Otro de los principales síntomas de la depresión se basan en perder interés por toda aquella actividad que, en principio, tendría que provocarnos algún tipo de placer. La persona afectada ni tan siquiera se inmutará ni reaccionará de ninguna manera ante su conocimiento.

? Fatiga o pérdida de energía

Por lo general, una persona que se encuentra deprimida perderá esa vitalidad o energía que siempre la ha caracterizado. El hecho de no tener ganas de hacer nada será principalmente lo que agravará la depresión.

? Alteración del sueño

Las personas que tienen depresión suele experimentar que su sueño se altera. Son prácticamente incapaces de poder conciliar el sueño (casos de insomnio), además de no poder establecer ningún tipo de horario. Si, por ejemplo, se han prefijado despertarse a una hora determinada, pueden hacerlo dos horas antes o dos horas después al no tener percepción de que el tiempo esté pasando.

síntomas de la depresión

? Pérdida de apetito

Uno de los síntomas de la depresión más graves. Al no tener ganas de hacer nada tampoco tendrán apetito. En muchas ocasiones pueden estar hasta varios días sin comer o comiendo solamente lo mínimo (normalmente una dieta que no se considera adecuada para poder mantenerse con buena salud).

? Pérdida de confianza en sí mismos

Se sienten inferiores a los demás. Tienen un sentimiento de inferioridad frente al resto del mundo que no está justificado y que se prolongará de forma constante en el tiempo.

? Ideas de suicidio frecuentes

También tienen en la mente la idea de suicidarse y de que el mundo va a continuar sin que su presencia haya marcado ninguna diferencia. También suelen haber algunas tentativas de suicidio. No son capaces de ver mucho más allá de su depresión.

? Baja concentración

Son incapaces de concentrarse en asuntos importantes. Muchas veces también les puede llegar a afectar al habla en el momento en el que están razonando.

Si estás experimentando algunos de estos síntomas o conoces a alguien que los esté viviendo, te recomendamos que contactes con un facultativo cuanto antes.

? Ataque de ansiedad

Es muy común sufrir ataques de ansiedad, lo cual implica dificultad para respirar y una sensación de ahogo fuerte. El corazón se acelera y comienza a palpitar de manera agitada, provocando fuertes pinchazos y dolores en el pecho.

En ciertas ocasiones se puede sentir un nudo en la garganta y terribles ganas de llorar. Ante estos ataques de ansiedad lo mejor es respirar profundamente e intentar calmarse pensando en cosas abstractas (como números o formas, cosas que no puedas relacionar con nada).

Existen además diferentes terapias que te enseñan a controlar estas crisis cambiando tu forma de pensar; por ejemplo, una manera de aliviar y rebajar los síntomas es identificar los pensamientos que los provocan y sustituirlos por otros que te produzcan placer. Otro recurso es pensar en un lugar que te relaje y te haga sentir bien.

Escuchar música o hacer ejercicio también son buenas acciones que recomienda mucha gente. En última instancia si no consigues remediarlos y cada vez van a más lo más recomendable es acudir a un psicólogo o terapeuta.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a difundir nuestros contenidos en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0