¿Qué remedios caseros puedo tomar para mejorar mi estado de ánimo?

¿Cuántas veces no te has levantado un poco bajo de ánimo, pero tampoco tienes claro cómo expresar tus sentimientos? Incluso aunque te pregunten o alguien cercano a ti se interese por saber cómo estás, es posible que no sepas explicar lo que te sucede.

La estación del año o un día de lluvia, un pico de estrés en el trabajo, una preocupación concreta… son condiciones que pueden determinar que durante unos días o una temporada te sientas con menos energía, algo triste o desanimado.

Muchas veces, dejándonos llevar por la inercia, las situaciones vitales van haciendo mella en nosotros y, cuando nos queremos dar cuenta, hemos dado un bajón considerable. Hasta que un día te sorprendes a ti mismo echándote a llorar o reaccionando airadamente sin aparente motivo.

La importancia de aprender a cuidarse a uno mismo

Sabes que no es más que una fase y que tarde o temprano lo superarás, pero ¿la única solución que se te ocurre es cruzarte de brazos y esperar a que pase el temporal? Afortunadamente, siempre hay algo que puedes hacer por ti mismo para empezar a sentirte mejor.

Aprender a ocuparnos de nosotros mismos, cuidarnos, atendernos cuando más lo necesitamos, debería ser una asignatura obligatoria. Es importante que aprendas a escucharte y a darte lo que necesitas. A veces, con cambiar algunas rutinas diarias, los hábitos de alimentación o hacer ejercicio puedes marcar un antes y un después.

Aquí te mostramos algunos de los remedios caseros que te ayudarán a mejorar tu estado de ánimo.

Remedios para mejorar el estado de ánimo

– En ocasiones, los estados de ánimo, o de desánimo, están relacionados con ciertas carencias vitamínicas. Concretamente, las vitaminas del grupo B tienen una gran influencia en nuestros cambios de humor y en la falta de sueño y descanso. Así que uno de los principales remedios es tomar alimentos ricos en vitamina B: cereales integrales, legumbres, huevos, carne y pescado, principalmente.

– Al mismo tiempo, es recomendable que prescindas de alimentos que frenan la absorción de esta vitamina. Por ejemplo, los dulces industriales, los refrescos azucarados, el café, el té y el alcohol.

– Puestos a añadir hábitos de alimentación saludables para mejorar el estado de ánimo, ¿qué mejor que prepararte una bebida energética en tu propia casa? Puedes obtenerla licuando una rodaja de melón y un plátano junto con un vaso de leche y tres cucharadas de miel. A continuación agrega media cucharada de vainilla y un poco de canela. ¡Y ya está lista!

– Practicar ejercicio al aire libre te ayudarará a liberar endorfinas y a sentirte mejor durante el esfuerzo físico. Si consigues cumplir una rutina al menos tres veces por semana, ese subidón te durará también durante el reposo y poco a poco tu organismo se irá instalando en un estado continuado de bienestar.

– Dale a tu cerebro un respiro y dedica algunos minutos al día a actividades creativas, pero que no tengan una finalidad concreta. Dibujar, escuchar música o hacer bricolaje son solamente algunas de las que se nos ocurren.

Constantemente habrá situaciones en la vida que escapen a tu control, pero recuerda que siempre puedes hacer algo por mejorar tu estado de ánimo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies