medicamentos para la depresión

Una de las maneras más comunes de tratar la depresión es haciendo uso de diferentes medicamentos. Su eficacia está en la mayoría de los casos probada científicamente, además de que casi todos los pacientes lo asimilan correctamente y progresan de forma óptima.

Vamos a ver en detalle qué medicamentos y medicinas son los más habituales y en qué consisten, además luego veremos los posibles efectos secundarios que pueden aparecer.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Se podría decir que son más leves y con menos efectos secundarios que los antidepresivos comunes, por lo que suelen ser la opción inicial para las personas que comienzan a tomar medicamentos para la depresión.

Los más conocidos son:

  • Fluoxetina – (Prozac)
  • Escitalopram (Lexapro)
  • Sertralina (Zoloft)
  • Paroxetina (Paxil)
  • Citalopram (Celexa)

Entre paréntesis hemos puesto el nombre comercial.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y norepinefrina

Son muy parecidos a los anteriores pero no tienen tantas contraindicaciones, por lo que son recetados a personas que ya están tomando otros medicamentos. Los más conocidos son:

  • Venlafaxina
  • Duloxetina

Heterocíclicos

Su eficacia es mayor que los anteriores pero eso conlleva unos efectos secundarios mucho más potentes y peligrosos. Por ello, suelen utilizarse únicamente en cuadros de depresión bastante avanzados y peligrosos. Los más conocidos son:

  • Imipramina
  • Nortriptilina
  • Amitriptilina
  • Desipramina

medicamentos depresión

¿Qué efectos secundarios tienen?

Todos los medicamentos y pastillas que hemos visto tienen efectos secundarios, algunos más graves que otros. Casi todos tienen efectos comunes por lo que sería un lio enumerar los efectos de cada uno por separado.

Te mostramos por lo tanto una lista de los posibles efectos secundarios comunes a todos ellos:

? Dolor de cabeza: Sobre todo las primeras veces que se ingieren puede aparecer un dolor que debería desaparecer a los pocos días.

? Nerviosismo o ansiedad: En algunos casos la toma de estos antidepresivos pueden generar algo de ansiedad, estado de alerta, nerviosismo o incluso estrés.

? Cambios en el deseo sexual: Afecta tanto a hombres como a mujeres, pudiendo experimentar un aumento o una pérdida repentina del apetito sexual.

? Náuseas: Un efecto secundario muy común son las náuseas o mareos repentinos. Suelen desaparecer al poco tiempo, como mucho al cabo de un par de días.

? Problemas para dormir: Es un efecto menos común pero puede suceder que aparezcan problemas para conciliar el sueño. Si esto perdura en el tiempo deberás acudir a tu especialista para que te reduzca la dosis o para cambiar de medicamento.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a difundir nuestros contenidos en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0