depresión infantil

¿Qué es la depresión infantil?

La depresión infantil es un trastorno que afecta a un 3% de los niños o niñas. Se considera depresión cuando se sufre una tristeza extrema que tiene una duración de, al menos, un par de semanas y no se ha consumido ningún tipo de sustancia extraña.

El paciente presenta un cuadro de tristeza que, aunque no parezca tener ninguna causa asociada, lo cierto es que siempre hay un problema detrás que debe de ser determinado para poder ayudarte.

Síntomas

Estos son algunos de los síntomas más importantes de la depresión infantil:

  • Tristeza o irritabilidad: El niño o niña se encontrara triste o irritable durante casi todo el día. Además, puede cambiar de estado de ánimo de un momento a otro: puede estar llorando y de repente estar sonriendo.
  • Incapacidad para ser feliz: Otro de los síntomas más característico es que al niño no le motiva ninguna actividad que, en principio, debería hacerle feliz. Puede que hayamos visto cómo esa ilusión se ha ido apagando en su interior y que todas aquellas cosas que antes le gustaba hacer, ahora ya no le entusiasman.
  • Cambio de hábitos a la hora de comer: También se pueden producir algunos cambios a la hora de comer; puede que coman poco o demasiado. Además, este nuevo comportamiento también puede afectar a su peso produciéndose un cambio destacado, ya sea engordando o adelgazando.
  • Soledad: Normalmente el niño querrá abstraerse y no estar junto a sus amigos ni con los familiares. En los momentos en donde esté con otros niños es probable que se aleje de ellos y se quede en un lugar en donde nadie le pueda llegar a molestar.
  • No le importa el futuro: No puede ver más allá del problema que tiene delante. Este síntoma de la depresión infantil también puede llegar a interferir en su rendimiento escolar. Es habitual que las calificaciones puedan llegar a empeorar.
  • Ideas recurrentes sobre el suicidio: En algunos casos más graves, el niño puede tener ideas recurrentes sobre morirse o sobre suicidarse.
  • Ansiedad: Suele ser muy frecuente que el niño padezca nerviosismo, angustia y ansiedad. Las consecuencias a largo plazo pueden ser bastante graves, por lo que un tratamiento a tiempo es vital. Si quieres saber más sobre esto te recomendamos nuestra sección de ansiedad en niños.

Para saber si tu hijo está deprimido deberías hablar con él para poder determinar la causa del problema; saber si es algo que está pasando en la casa, en el colegio o en cualquier otro ámbito.

depresión infantil tratamiento

¿Cómo podemos ayudarles?

Para conseguir que salgan de la depresión infantil, en cuanto se detecten algunos síntomas, deberíamos hablar con el médico de nuestro hijo. Pueden proporcionarles tratamientos como la psicoterapia o fármacos especializados.

También tenemos que darle todo el apoyo que le pueda hacer falta y tomarnos en serio su problema. Evita que tenga una vida sedentaria intentando apuntarle a algunas actividades para poder estimularle.

Tienes que saber que los tratamientos que el médico va a aplicar terminarán funcionando, pero llevarán un tiempo hacerlo. Por esta razón, deberíamos controlarlo en todo momento e intentar animarlo para evitar que exista riesgo de suicidio.

Ahora ya conoces la importancia de este trastorno y cómo tratarlo.

También te interesará:

¿Te ha gustado? Ayúdanos a difundir nuestros contenidos en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0