depresión endógena

¿Qué es la depresión endógena?

La depresión endógena se basa en tener un tipo de tristeza muy elevada a la vez que el cuerpo experimenta una disminución de sus niveles de serotonina. Los expertos aseguran que se trata de un tipo de depresión muy extendida, probablemente la que más.

Tiene una causa principal aunque no es sencillo descubrir cuál es ya que es muy profunda. Pueden provenir directamente de la adolescencia o de la infancia y haber permanecido latente durante mucho tiempo hasta que finalmente se ha manifestado. Normalmente ocurren en esos años de nuestra vida aunque podrían darse en cualquier otro.

Síntomas

Estrés: El estrés es uno de los síntomas que caracterizan este tipo de depresión. Es una acumulación entre las prisas y las preocupaciones que ayudan a que afloren todo tipo de pensamientos negativos en nuestra mente.

Pensamientos negativos/actitud mental negativa: Cualquier tipo de problema que podamos llegar a tener o situación difícil a la que tengamos que enfrentarnos, siempre la enfocaremos desde un punto de vista negativo. Se nos hará muy difícil o imposible poder ver más de lo que tenemos delante de nosotros.

Autoestima baja: La persona que sufre depresión endógena no cree en sí misma ni en que pueda llegar a solucionar todos sus problemas. Siempre ve a los demás como personas superiores que son mejores que ella o él mismo.

Además, tampoco se acepta tal y como es siendo mucho más difícil dejar atrás la depresión. Este aspecto es muy importante porque una persona que de por sí tiene baja autoestima es mucho más fácil que pueda experimentar un cuadro de depresión.

La falta de autoestima puede afectar de forma negativa a la vida de las personas, desde hacerles tomar elecciones que no son las adecuadas hasta poderse hacer daño tanto físico como psicológico.

Descontrol de las emociones: Estas personas se pueden llegar a sentir felices en un momento y al siguiente estar tristes, o viceversa. Tienen un severo descontrol sobre todas sus emociones. No saben muy bien cuál es el origen de su mal pero saben que hay ciertos momentos en los que nada parece tener sentido.

depresión endógena tratamiento

¿Cómo salir de una depresión endógena?

La depresión endógena suele ser muy grave para poder tratarla el propio paciente por su cuenta, por lo que será necesario contar con un médico especializado para que nos pueda indicar todos los pasos que tenemos que dar.

Intenta comer siempre cada cuatro horas aunque no tengas apetito: puede que cambiando tu dieta puedas conseguir incrementarlo. También te recomendamos que haga más ejercicio ya que ayudará a liberar endorfinas y te sentirás mucho más feliz.

Algunas actividades como yoga o acupuntura pueden ayudarte a relajarte y dejar atrás este episodio.

Intenta hacer cosas nuevas y apoyarte siempre en tu círculo de amigos o familiares. Comparte con ellos tus inquietudes y problemas para poder pedirles ayuda.

De esta forma, podrás dejar atrás la depresión de una vez por todas.

Quizá te interese:

Los siguientes artículos están muy relacionados con este y seguro que te resultan interesantes.

¿Te ha gustado? Ayúdanos a difundir nuestros contenidos en las redes sociales:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0